jueves, 8 de diciembre de 2016

El estilo econutricional millenial

Algunas personas os preguntaréis: ¿qué tiene que ver la salud con el estilo de vida? La respuesta es una relación directa.

Investigaciones recientes realizadas por el Grupo Hartman han concluido que los consumidores nacidos entre 1982 y 2004 (Generación Y o millenials) están en continua búsqueda de hábitos saludables, especialmente en la alimentación. Es el grupo que más se fija en la información de las etiquetas. Según el análisis cuantitativo, un 30% de los millennials ha afirmado que los ingredientes orgánicos son "extremadamente importantes". Son transformadores de las tendencias de marketing y consumo, por lo que los propios comercios se están adaptando a esta clase de demandas. 

Resultado de imagen de millennials comida

Por poner un ejemplo en España, Epicure Gourmet es un mercado mercado urbano que está instalado desde hace unos meses en el centro de Valencia. Ofrece una gama de productos gourmet y ecológicos para los consumidores preocupados por una alimentación sana, que está asociada a un estilo de vida saludable.

La filosofía “healthy”, el eslogan “hágalo usted mismo” y la fiebre “gourmet” estadounidense por los tarros de cristal, son claves de lo que está cambiando el panorama. La sociedad actual está tratando de buscar alternativas para comer. Conceptos como "vegano", "orgánico", o "natural" están ganado terreno a otros como "procesado".

Resultado de imagen de filosofia healthy
Libro "Cómete el Tarro", Marta Verges (Planeta)

En el año 1974 el ministro de sanidad canadiense Marc Lalonde propuso cuatro determinantes de salud: el estilo de vida,la biología humana, el medio ambiente y el sistema sanitario. Todos, en mayor o menos medida, tienen su importancia, pero Lalonde ya señaló entonces que el estilo de vida era el factor más influyente.


Marc Lalonde

Si nos centramos en el estilo de vida, una dieta equilibrada evitando el exceso de grasas (sobre todo saturadas), ejercicio semanal moderado de acuerdo a las capacidades de cada persona, evitar hábitos poco saludables como el tabaco, el exceso de alcohol...son factores que podemos modificar en favor de una mejor calidad de vida y un organismo más saludable. Por el contrario, un estilo de vida poco favorable, el abuso de sustancias, las actividades de riesgo...pueden contribuir al origen y desarrollo de enfermedades y su diseminación en el organismo.

La Sociedad Española de Nutrición Comunitaria incluyó en el año 2015 nuevos valores en su base, como la práctica de actividad física durante 60 minutos al día y cocinar con técnicas saludables.


Fuente: Internet, Pirámide Nutricional 2016


No cabe duda del papel tan importante que tenemos cada uno de nosotros a la hora de influir en nuestra salud a través de nuestros hábitos de vida. La Generación Y ya se está pronunciando. La próxima será la Z (nacidos entre 1994 y 2001). La calidad alimentaria es un requisito de unos ciudadanos exigentes con su salud.

Si queréis más información sobre este tema, podéis acceder a la web del  Grupo Hartman ("Outlook on the Millennial Consumer 2014")

1 comentario :

  1. Interesante entrada.
    ¿Participas este año en los Premios 20 Blogs?
    Te dejo comentario en la blogoteca.
    ¡Feliz Navidad!

    ResponderEliminar